¡Envío gratis a todo México en compras mayores a $1,500 pesos!

Diferentes métodos para preparar tu café

 

Nada como tener nuestro café recién molido al momento de prepararlo. El café recién molido libera gases que es necesario disipar antes de envasar en una bolsa.

En el tiempo en que tardan los gases en disolverse, el café ya ha perdido mucha de su frescura, aroma y sabor.

Ahora bien, si no cuentas con un molino propio en casa, se recomienda consumir tu café fresco y no con más de 7 de días de molido.

Uno de los aspectos más importantes del resultado final de sabor y cuerpo de nuestra mágica bebida es el tipo de tostado y molido.

Según como prepares tu café es que necesitarás un tipo de tostado y molido. En este post te dejamos los métodos más comunes de preparación de café.

Lo primero que vamos a observar en nuestro café es el tipo de tostado. El tostado influye en la frescura, sabores y notas de catación de nuestro café. A menor grado de tueste, el café posee mayor frescura, con sensación de sabores cítricos y notas dulces. A mayor tueste, el café obtiene más cuerpo e intensidad. El sabor es más fuerte con notas a chocolate. El tipo de tueste recomendado para un café americano es el medio y para un espresso se recomienda el oscuro.

Para preparar una buena taza de café contamos ahora con varias opciones de métodos de extracción para preparar en casa o en nuestra oficina de manera sencilla y económica.

Cada método ofrece características distintas para apreciar el dulzor, acidez, limpieza, suavidad y aceites de nuestro café. A continuación detallaremos algunos de los métodos más usados.

Cafetera tradicional de filtro. Este método es el más conocido y utilizado. El café molido se coloca en un filtro de papel desechable o filtro plástico/metálico reutilizable. El agua muy caliente se vierte sobre el café de manera manual o automática para las cafeteras eléctricas. El tiempo de contacto entre el agua y el café es solo el tiempo que el agua tarda en precipitarse. Este método ofrece un cuerpo y sabor balanceados. El tipo de molido para este método es un molido medio. 

Chemex o cafeteras de filtro por goteo. Esté método es un recipiente que está elaborado con un vidrio resistente a los cambios extremos de temperatura.

Es muy sencillo de usar ya que no necesita electricidad. Para utilizarlo basta con colocar un filtro de papel en la parte superior y sobre esté se coloca el café molido. Es necesario calentar el agua por separado. El agua caliente se vierte en la parte superior (muy lentamente y de forma circular) para infusionar en el cono. El agua se filtra por gravedad y cae en la parte inferior del recipiente ya con la infusión de café.

Este método permite mucha limpieza en el café ya que elimina las grasas y sedimentos que producen sabores amargos pero conserva cierta acidez y cuerpo. Se obtiene un café muy suave. Se recomienda un molido medio.

Dripper V60. Es un método de preparación directo en taza muy práctico y sencillo. Puede usarse prácticamente en cualquier lugar. Permite filtrar el café controlando la temperatura del agua que entra en contacto con él.

Igual que el Chemex, funciona con un filtro y es necesario calentar el agua por separado. El agua se vierte sobre el café lentamente y debe estar a 92 grados centígrados. Es recomendable humedecer el filtro con agua caliente antes del proceso de extracción.

Con este método se puede sacar el máximo partido a un buen café y obtener sus mejores notas de aroma y sabor y resaltar el dulzor y acidez propios del café. Se recomienda un molido medio.

Prensa francesa. Este método es muy practico y sencillo de utilizar en casa y sobre todo en una oficina. No requiere de electricidad y mayor complicaciones que agua caliente. Ofrece muchas ventajas de sabor que los otros métodos no ofrecen.

Consta de un vaso cilíndrico estrecho generalmente de cristal, equipado con una tapa de metal o plástico que se ajusta firmemente; consta de un filtro de malla que debe descender suavemente sobre el café cuatro minutos después de su exposición, quedando filtrado y listo para beber.

Es un método que permite obtener el sabor más auténtico del café, con más aceites y un cuerpo único. Para extraer lo mejor del café los granos deben estar en un molido grueso.

Cafetera Moka o Italiana. Al igual que la prensa francesa, es un método muy sencillo y práctico de usar ya que es totalmente manual y no requiere electricidad.

Otorga un café tipo espresso sin necesidad de contar con equipos eléctricos y de mayor inversión.

El equipo está formado por dos conos invertidos y un filtro al centro. En el filtro se coloca el café. En el cono inferior se deposita agua y se coloca a fuego directo en la estufa. El vapor y presión generados por el agua caliente la impulsan hacia arriba, pasando a través del café y produciendo un rico espresso en el cono superior.

Este método ofrece una taza rica en cuerpo y aromas. Se recomienda un molido fino.

Cafetera de espresso. El café espresso es una forma de preparación cuyo nombre, de origen italiano, deriva de la obtención de la bebida mediante una máquina espresso. Es una maquina eléctrica en donde el agua se vierte y se calienta dentro en una caldera hasta obtener una presión demasiado alta, que permita que el vapor de agua pase rápidamente por el café molido.

Esta preparación resalta el cuerpo del café, pero permite apreciar todos los atributos de aroma y acidez. Dependiendo de la cantidad de café, agua y tiempo, se pueden preparar espresso simple, doble, corto o largo.

Se recomienda un molido muy fino para este método.