¡Envío gratis a todo México en compras mayores a $1,500 pesos!

Tipos de tueste del café.

El tueste es el proceso mediante el cual, el café pasa de su estado natural (café verde o café crudo) a adquirir el nivel de tostado para transformarlo en la bebida que se conoce como café.

Para el proceso de tostado, los granos verdes se introducen en una tostadora en donde por medio de calor, los granos podrán adquirir ese color marrón que identifica al café.  

El calor, modifica el café de forma escalada: al alcanzar los 100 grados los granos empiezan a dorarse, a los 180 ya desprenden aromas intensos y adquieren un color caramelo, a 215 grados se consigue un color castaño. Los granos deben enfriarse bruscamente para fijar los aromas y para que no se pierdan los aceites.

Pero no sólo la temperatura de la tostadora influye en el resultado final, también el tiempo de exposición al calor. Cuanto más tiempo pase el café en la tostadora, menos cafeína contendrá el producto final.

Cada café tiene su tueste ideal y cada método de preparación necesitará de un tueste diferente:

 

 

 

 

 

Tueste ligero (o canela).

El tueste ligero tiene un color canela. Es el que mejor conserva los sabores del origen por lo que se suele utilizar para los cafés de origen o de especialidad. Son cafés con matices frutales. Es el tueste ideal para las cafeteras de filtro.

Tueste Medio.

El siguiente nivel sería el tueste medio. Se trata de un tueste que sigue manteniendo un nivel considerable de cafeína pero mayor dulzor. Con la mayor exposición al calor, los azúcares del café comienzan a caramelizarse con lo que se consiguen matices de frutos secos, caramelo e incluso chocolate. Este tipo de tueste va bien tanto para espressos como para cafés de filtro.

Tueste Oscuro.

Por último tenemos el tueste oscuro. El café se seca mucho más (destilación seca) y se extraen todos sus aceites esenciales. Es un café con un contenido de cafeína muy bajo que se utiliza normalmente para cafetera espresso. En este tipo de tostado conseguimos sabores especiados e incluso ahumados.

El aroma de un café recién tostado es inolvidable. ¿Quieres un café recién tostado y fresco?